Béisbol Curioso: El Triple Play

Los Dark Blues de Hartford fue el primer equipo en realizar un Triple Play.

Muchos creen que la mejor razón para asistir a un partido de béisbol es la oportunidad de presenciar algo extraordinario, quizás jamás antes visto. Ese algo puede ir desde un juego perfecto o un cuadrangular dentro del parque, hasta el establecimiento de un record histórico. Si bien es cierto que muchos de estos momentos llegan inadvertidos, la mayoría nos regalan la oportunidad de una antesala para apreciar la magnitud del momento. En el caso de un juego perfecto tenemos 26 outs llenos de expectativas y cábalas, que culminan con la inmortalidad terrenal del lanzador; en el caso de un cuadrangular dentro del parque, aunque corto en duración, contamos con la exactitud de un batazo perfectamente colocado en los canales, acompañado del excitante running del bateador alrededor de las bases. Pero hay una jugada, sin dudas extraordinaria, que no permite parpadeo alguno por parte del espectador para poder disfrutar de su ejecución y hacer valer el ticket de entrada del partido: el triple play.

Según la Sociedad Americana para la Investigación del Béisbol (SABR por sus siglas en inglés) hasta la fecha se han efectuado 687 triples matanzas en la historia del béisbol organizado, y aunque la cantidad suene exagerada, hay que tener en cuenta que la gran mayoría de estas triples matanzas ocurrieron previo a la Era Moderna del Béisbol, época en la cual la labor del lanzador era colocar un buen lanzamiento para que el bateador conectara en terreno fair.  En los últimos años el promedio de triple matanzas por temporada ha sido de 3, por lo que si tenemos en cuenta que al año se realizan 2430 partidos, los chances de presenciar un triple play son de 0.001%.

El primer triple play documentado en la historia del juego, ocurrió el 13 de Mayo de 1876, en un partido entre los equipos New York Mutuals y Hartford Dark Blues. La jugada, la cual fue anotada como 4,3,4, fue una línea fuerte de Dirk Higham atrapada de aire por el segunda base, quien rápidamente lanzó al primera base, logrando poner de out al corredor que se había despegado, y quien posteriormente devolvió al segunda base para atrapar al corredor que se había despegado de la segunda base.  Lo interesante de esta jugada, es que en una época donde no había transmisiones en vivo de los partidos (la primera transmisión de radio de un partido de béisbol fue el 5 de Agosto de 1921), quienes asistieron al estadio quizás no tuvieron el chance de apreciar este gran momento a plenitud, ya que el triple play es la jugada que mejor define lo que conocemos como un “heads up play”, donde cada segundo cuenta y el instinto del jugador defensivo juega un rol preponderante.

En la historia de las Grandes Ligas, sólo en 12 ocasiones se ha realizado un Triple Play sin asistencia, siendo ejecutado el primero por Neil Ball, campo corto de los Naps de Cleveland en 1909. De estas 12 triples matanzas, sólo una ha sido realizada por un primera base (George Burns de los Medias Rojas de Boston en 1923), y como dato curioso, nunca un 3ra base ha realizado un triple play sin asistencia.

Es importante señalar que sólo 59 triple matanzas han involucrado a un outfielder, de las cuales sólo 5 han culminado con el último out siendo realizado por el jardinero, todas involucrando un run down del corredor. Precisamente una jugada de este tipo es el triple play más largo realizado en la historia, el cual fue anotado como 6-2-5-1-5*-4*-5-6-5-7*.  Dicha jugada fue descrita de la siguiente manera:

Ivy Olson (Cleveland) al bate. Olson conecta un rodado que el campo corto (Jack Barry) deja caer. El corredor que se encontraba en segunda (Ray Chapman) logra avanzar a tercera base, y el bateador (Olson) llegó quieto a primera base al momento que el campo corto logra recuperar la pelota (nótese que hasta aquí todo sigue un curso normal). El corredor que se encontraba en tercera (Doc Johnston) no avanzó con la jugada (primer error mental), por lo que el campo corto aprovecha para lanzar la pelota al cátcher (Ira Thomas), quien luego la lanza al tercera base (Frank Baker), quien a su vez la lanza al pitcher (Byron Houck) quien se encontraba cubriendo el home plate, quien procede a lanzar nuevamente la pelota al tercera base, quien le hace out a Johnston (1er out). El corredor que estaba en segunda y que había avanzado a tercera base (Chapman), se devuelve a la segunda base para evitar la doble matanza con el run down de Johnston, coincidiendo en esta base con el bateador Olson, por lo que el tercera base aprovecha para lanzar al segunda base (Eddie Collins), quien toca con la mano enguantada a ambos jugadores, por lo que por regla se considera out al jugador que alcanza de último la base (2do out). Ahora es cuando una jugada atípica, se convierte en histórica. Chapman, creyendo que era el jugador puesto out, se aleja de la segunda base, y cuando reconoce que el out fue hecho a Olson y no a él, corre hacia tercera base, ocasionando que el segunda base lance la pelota al tercera base, y que luego éste la lance al campo corto en el run down, para que luego sea lanzada nuevamente al tercera base, quien finalmente la lanza al jardinero izquierdo para hacerle el tercer out a Chapman.

En esta jugada participaron 6 diferentes jugadores defensivos, y la pelota fue intercambiada 10 veces.

Un dato que al principio puede parecer sorprendente, es el hecho de que 28 veces un partido ha culminado con una triple matanza, pero si analizamos que en la historia se han realizado 687 triple matanzas, notamos que el promedio por cada medio inning es de 38 triple matanzas, por lo que la suma de 28 no se aleja de esta media aritmética.

Aunque una triple matanza concluye una entrada, en 22 ocasiones un corredor ha logrado anotar durante un Triple Play, algo raro ya que en una situación con hombres en posición anotadora, el jugador defensivo siempre procura sacar al corredor adelantado.

Otro dato curioso que provoca la triple matanza, lo es el hecho de la línea de box scores de los lanzadores relevistas que logran sacar los 3 outs enfrentando a un sólo bateador. Debajo una lista de los lanzadores que han corrido con esta suerte:

 

Esta ha sido una pequeña reseña histórica de una de las jugadas más emocionantes del juego: la Triple Matanza. Y recuerda, que si alguna vez logras presenciar una triple matanza realizada por un tercera base sin asistencia en un partido de Grandes Ligas, siéntete libre de jugar la lotería.

Francisco Merejo es co-fundador de sabermetrico.com. Puedes seguirlo en twitter en @fcomerejo. Igualmente puedes mantenerte al tanto del mundo de la sabermetría en @sabermetrico

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *