Desmintiendo el promedio de bateo (Avg.) y analizando el OPS- Parte I

Como hemos explicado anteriormente, el propósito de la sabermetría es analizar objetivamente el béisbol, a través de las estadísticas que se generan durante un partido. Igualmente explicamos que algunas de las estadísticas de conocimiento común del fanático (por no ser fatalistas y decir la mayoría) fallan en explicar de manera eficaz la contribución real de un jugador a su equipo. El asiduo lector de sabermetrico.com ya sabe que el promedio de bateo es una estadística que puede sufrir de los síndromes de insuficiencia de data (un jugador que batee 4 hits en 10 turnos, es poco probable que represente un bateador de .400 durante los próximos 100 turnos) e igualmente de ineficacia cualitativa en cuanto a la cuantificación de batazos de extra bases y determinación de la capacidad de embasarse de un jugador.

Es por esto que la sabermetría se encarga de cuestionar estas estadísticas y de complementarlas con otras que provean indicativos más completos de la producción de un jugador. Es así pues que el promedio de bateo, recientemente es desplegado en nuestras pantallas de televisión junto al porcentaje de embasarse (OBP) y al Slugging, sirviendo ambas estadísticas para medir la capacidad de un jugador para embasarse constantemente y batear para poder. Una suma del OBP y del Slugging conforma el llamado OPS, el cual nos muestra cuales jugadores tienen el mejor desempeño de manera general en relación a ambas estadísticas. Ahora bien, algunos podrían conformarse con el OPS y darle las gracias y despedirse del análisis sabermétrico, pero esto no sería un análisis sabermétrico si no cuestionásemos el OPS en sí. Veamos el siguiente ejemplo donde presentamos a dos jugadores con estadísticas sumamente parecidas:

Jugador OBP SLUGGING OPS
A .415 .535 .950
B .330 .620 .950

Si usted se fija solamente en el OPS, su dictamen seria que ambos jugadores son parecidos en cuanto a producción y que por lo tanto tendrían la misma valía para sus equipos. Pero si nos fijamos en el porcentaje de embasarse, vemos que el jugador A se embasa un 8.5% más que el jugador B, lo que representa que a lo largo de 500 turnos el jugador A se embasaría unas 42 veces más que el jugador B. Ahora bien, si nos fijamos en el Slugging, vemos que el jugador B supera por .85 las bases alcanzadas por batazos conectados al jugador A, dejando claro la superioridad en poder del jugador B. De lo anteriormente desglosado, ¿Considera usted que son iguales ambos jugadores, ahora que se ha comprobado que sus números son diferentes en cuanto a OBP y Slugging? ¿Contribuye más el jugador de poder o el jugador que más se embasa? ¿Existe alguna estadística más completa que el OPS que nos pueda decir quién contribuye más de ambos jugadores a sus equipos? Si alguna de estas preguntas pasó por su mente, pues ya está comenzando a pensar como sabermétrico. En la parte II procederemos a adentrarnos al análisis de la estadística que complementaría el OPS y nos ayudaría a obtener estas respuestas.

Francisco Merejo es colaborador de Sabermetrico.com y Lacornetademariano.com. Puedes contactarlo en f.merejo@sabermetrico.com.

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Sabermetría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Desmintiendo el promedio de bateo (Avg.) y analizando el OPS- Parte I

  1. Jesus Mejia dijo:

    Excelente pagina, Excelente articulo. Muy buena iniciativa.

  2. Gracias Jesus por tu comentario. Esperamos seguir contando con tu visita a la página.

  3. Pingback: Desmintiendo el Avg. y la importancia del OPS – Parte II » Sabermetrico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *