¿Quiénes fueron los ganadores y perdedores de la fecha limite de cambios?

Jon LesterLlegamos al 31 de Julio, fecha en la cual cesa la oportunidad de realizar cambios libres entre los distintos equipos de MLB. De ahora en adelante y hasta que termine la temporada solo se pueden efectuar canjes que impliquen jugadores que pasen por la lista de waivers, lo cual limita enormemente la calidad de jugadores involucrados.

Debido al segundo comodín agregado desde hace dos años que aumenta la cantidad de contendientes y reduce la cantidad de “vendedores”, muchos creían que esta fecha sería mucho más calmada y aburrida que en años anteriores. Nada pudo haber estado más lejos de la realidad, ya que muchos equipos esperaron hasta las últimas horas del vencimiento del plazo para formalizar sus transacciones. Vimos muchos jugadores cambiar de equipos y con ello mover la balanza de favoritismo en las distintas divisiones.

Es por esto que a continuación presentamos nuestro análisis de los cambios más relevantes y así determinar quiénes fueron los ganadores y perdedores de la fecha límite de cambios.

Ganadores:

Tigres de Detroit:David Price

Los Tigres se llevaron al pez gordo de este año con David Price, quien ganó el Cy Young en el 2012 y esta temporada lleva una respetable marca de 11-8 con 3.11 de efectividad. Price es líder en entradas lanzadas y ponches y tiene una excelente relación de ponches y boletos (K/BB) de 8.22. Su adición a una rotación que ya cuenta con Justin Verlander, Max Scherzer y Aníbal Sánchez, implica que los Tigres pueden presumir de contar entre sus filas con los últimos 3 Cy Youngs de la Liga Americana. Algunos podrían argumentar que ninguno de estas cuatro estrellas del montículo está en su mejor año, pero aun así  no creemos que sean muchos los equipos dispuestos a enfrentar a esta rotación en una serie corta de post-temporada.

Pero a pesar de la gran adquisición de David Dombrowski, el precio que tuvo que pagar fue considerable, ya que los Tigres salieron de tres jugadores importantes y de gran valía para futuras temporadas y David Price es una apuesta a muy corto plazo. Todo parece indicar que el actual líder de la División Central se está jugando el todo por el todo para hacerse con el cetro este año, y cualquier cosa que no sea levantar el trofeo de la serie mundial sería una derrota para Detroit.

Atléticos de Oakland:

Otra apuesta arriesgada la realizó Oakland y no era para menos con los movimientos que se suscitaron en el día de ayer. Billy Beane este año ha cambiado su filosofía de cambios a la cual nos tenía acostumbrados, siendo bastante agresivo al buscar el elusivo trofeo que en años anteriores ha dejado escapar. Se puede decir que Oakland se hizo con el lanzador más consistente de los Medias Rojas de las últimas temporadas al conseguir a un Jon Lester que está metido en lo que se podría denominar su mejor año al contar con una impresionante efectividad de 2.52 y un promedio de 9.4 de abanicados por cada 9 entradas lanzadas. Pero su verdadero valor proviene de su desempeño en Postemporada, en el cual registra de por vida una efectividad de 2.11, incluyendo tres salidas en Series Mundiales en donde solo ha permitido una carrera. Lester se une a Sonny Gray, Scott Kazmir, Jeff Samardzija y Jason Hammel para completar una rotación que hasta la fecha domina la Liga Americana con 2.85 de efectividad en 680 entradas lanzadas y un promedio de 8.35 ponches cada 9 entradas lanzadas. Si, Detroit cuenta con los pasados 3 Cy Young, Oakland simplemente cuenta la mejor rotación en toda la MLB.

Pero al igual que  Dombrowski,  el costo que pagó Beane por Lester fue muy alto, ya que Oakland tuvo que salir de uno de uno de sus bastiones ofensivos en el cubano Yoenis Céspedes. Aunque hoy en día los Atléticos son el equipo con más carreras anotadas en MLB, muy bien podría pesar la ausencia del cubano en un futuro muy cercano. De ahí que nos cuestionemos: ¿Fue correcta la apuesta de Billy Bean? Esto solo lo sabremos en Octubre, donde nuevamente se pondrá a prueba la filosofía Moneyball, y donde se definirá si haber entregado a Céspedes valió la pena.

Perdedores:

Los contendientes de la División Este de la Americana:

A pesar de lo agitado de la última jornada de cambios, el Este de la Americana no se destacó en sus compras, sino más bien pasó a jugar un rol pasivo o de vendedor en el mercado. Por su lado los Azulejos de Toronto no realizaron transacciones y los líderes Orioles de Baltimore solo adquirieron un brazo de bullpen en Andrew Miller, quien ha sido dominante este año. Por otro lado, los usuales agresivos Yankees se conformaron en adquirir a Martin Prado y Stephen Drew. Pero todo esto luce macilento e insuficiente al lado de los mega-canjes de los líderes de las otras divisiones de la Americana. Súbitamente los equipos de la poderosa División Este ya no lucen como tal, mientras que Detroit y Oakland surgen como favoritos a ganarlo todo.

Gigantes de San Francisco:

Tras la lesión de Matt Cain, los de la bahía debieron haber sido más agresivos en el mercado de cambios. Ellos adquirieron de Boston a Jake Peavy quien ciertamente no es la solución a una rotación con muchas inconsistencias. Con un equipo de los Dodgers, que al igual que el año pasado, vienen de menos a más, los Gigantes lucen resignados a luchar por un comodín. Por lo que cabe preguntarse a quién mandarián a la lomita en un juego decisivo, ya que ni Bumgarner, Hudson ni Lincecum parecen compararse al día de hoy con Aces de otros contendientes como lo son Wainwright, Cueto o Teheran. Las  cosas simplemente no pintan bien en San Francisco.

Los Fanáticos de los Phillies:

PhilliesPhiladelphia dejó de ser aquella potencia del Este que ganó su división durante cinco años consecutivos. Sus bateadores promedian la mayor edad de la Liga Nacional y sus lanzadores se ubican de segundo, solo detrás de los Gigantes. Con un porcentaje de victoria de .435, los Filis son un equipo que llama a gritos a una restructuración, justo como lo hicieron los Medias Rojas. Jugadores como Cole Hamels, Cliff Lee, Jonathan Papelbon, Chase Utley, Jimmy Rollins y Carlos Ruiz, siguen siendo valiosos, pero pasan de 30 años y para los alicaídos Filis muy bien pudieron haber sido piezas de cambios para rejuvenecer al equipo. Pero la gerencia de los Phillies prefirió mantener el equipo perdedor una temporada más, arriesgando a que sus fichas más importantes pierdan valor. Ciertamente muchos de estos jugadores están amarrados con grandes contratos o cláusulas de no cambio y desde afuera no se puede saber que ofertas realmente escuchó Rubén Amaro Jr. por estos jugadores, pero a todas luces se ve que es imperante la reconstrucción. Ahí es donde se mide la perspicacia de una gerencia, en su habilidad de lograr los acuerdos, negociaciones y cambios que le convienen al equipo, y en Filadelfia no se logró el objetivo.

A medida que se acerque el final de la temporada, veremos cómo estas apuestas pagan a los más arriesgados una vez la contienda se agudice ¡Así que atentos! Porque lo mejor está por venir….

Todos los datos fueron tomados de baseball-reference.com y Fangraphs.com

Tadeo Varela es colaborador de Sabermétrico.com. Lo puedes contactar vía twitter a través de @TadeoVarela

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Grandes Ligas, Negocios, Sabermetría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.