Win Expectancy de un juego poco común – LVBP

Como muchos pueden ver en los titulares de los periódicos deportivos en Venezuela, este pasado Sabado en el estadio Universitario de Caracas, se vivió una ‘locura’ de juego. Personalmente creo que el encuentro entre Navegantes del Magallanes y Tiburones de La Guaira es de los más raros que puede haberse escenificado en la historia de la LVBP. En total se hicieron 11 carreras en los primeros dos innings y 17 en los últimos dos. Los dos equipos perdieron ventajas de 4 carreras en la novena entrada, a pesar de qu en el juego completo se utilizaron unos 15 lanzadores. De 33 carreras marcadas entre ambos bandos, solo 2 fueron sucias, y 13 vinieron a raíz de 6 cuadrangulares, en un juego que se prolongó unas cuatro horas y media.

Muchos se preguntarán, ¿cómo puedo demostrar la emoción de este juego gráficamente? o ¿cómo se determina numéricamente las dos remontadas que se llevaron a cabo en el Universitario? La magia de la sabermetría le tiene respuestas a esas preguntas y a muchas más.

Como explicó previamente nuestro compañero Tadeo Varela en su articulo Expectativas de Victorias (Win Expectancy) en la LVBP, las expectativas de victorias no son más que las probabilidades que tiene un equipo u otro de ganar el juego en un punto específico. Lógicamente, cuando el primer bateador del encuentro está en la caja de bateo, cada equipo tiene un 50% de probabilidades de ganar. Sin embargo, si en esa primera entrada el equipo visitante no hace carreras, el de la casa aumenta sus expectativas, ya que tiene una entrada más como oportunidad para anotar.

Con la ayuda del site sabermétrico HardballTimes.com y tomando en cuenta que cada equipo anota alrededor de 4.5 carreras por juego en la LVBP, una calculadora virtual nos apunta las probabilidades de victoria para cada equipo del encuentro previamente mencionado.

Si utilizamos estos valores y los colocamos en una gráfica, esto es lo que conseguimos:

Como pueden ver, las jugadas de mayor importancia han sido señaladas para resaltar el impacto de las mismas en la expectativa de victorias. Existe una línea que separa ambos equipos, indicando que ambos en un principio cuentan con la misma expectativa. Sin embargo, como se puede notar, en la mayor parte del juego la pizarra estuvo muy dispareja, por lo que la gráfica beneficia rotundamente a uno de los equipos por encima del otro en la mayoría de los casos.

A continuación una tabla con las jugadas que hicieron un mayor cambio en la expectativa de ganar en el juego: (Las expectativas se refieren al equipo home club)

Jugada

Inning

WE inicial

WE final

Diferencia WE

Doble Short

Baja 9

.564

1.000

.436

Sencillo Anderson

Alta 9

.419

.053

-.366

Grand Slam Retherford

Baja 1

.454

.720

.266

Sencillo Olmedo

Baja 9

.412

.635

.223

Sencillo Andrus

Alta 9

.838

.626

-.212

Se lee: En el doble de Short en la parte baja del noveno inning, la Guaira tenía una expectativa de ganar de .564 (56%) y pasó a tener 1.000 (100%), por lo tanto, esta jugada aportó un .436 (44%) de la victoria.

Una muestra más de los tumbes que dio este juego es que al inicio del noveno la Guaira tenía un 99% de probabilidades de ganar, mientras que en la parte baja del noveno tenía 2%, y aún así, lograron la decimo sexta victoria de la temporada.

Ricardo Mathison es colaborador de Sabermétrico.com y fundador del blogCirculodeespera.com. Lo puedes contactar vía twitter a través de @CirculodeEspera.

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Liga Venezolana (LVBP), Sabermetría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.