¿El nombre del juego es Pitcheo?

«El nombre del juego es Pitcheo»; esta es una frase que está dentro de la mente de los amantes de béisbol como sabiduría popular.

Sin embargo existe cierta discriminación hacia los lanzadores en el mundo del béisbol. En el Bateo y en el Pitcheo hay grandes jugadores, pero parece que son los bateadores los mejores pagados, ya que sólo un lanzador se encuentra entre los 10 contratos más grandes para un jugador de béisbol. Esto se debe a que los Lanzadores son muy susceptibles a lesiones, escaseando los grandes contratos entre éstos.

De igual forma pudimos ver como el premio de MVP a Justin Verlander recibió varias criticas por parte de muchos analistas y críticos, pero no estamos aquí para debatir si se lo merecía o no, si no que estamos para analizar por qué ese ha sido el único premio MVP que se le ha otorgado a un lanzador en las últimas 19 temporadas.

Generalmente el principal argumento utilizado en contra de los lanzadores que son candidatos al premio individual más codiciado entre los jugadores es que los abridores sólo lanzan cada 5 días, por lo que independientemente de sus números, tienen menos derecho que un jugador de posición que juega todos los días. Este argumento tiene la base en la idea de que un jugador de posición por jugar todos los días aporta más con su bate que el abridor que lanza cada 5 juegos.

¿Pero, es esto cierto? Si nos adentramos un poco más en las estadísticas, vemos que un buen bateador puede reunir unas 700 apariciones legales en una temporada de 162 juegos de las poco más de 6000 que aproximadamente reunirá su equipo completo, por lo que el bateador participa en el 11,67% de las jugadas a la ofensiva. Pero un buen abridor puede llegar a un poco más de los 200 innings lanzados.  Si contabilizamos el picheo por equipo obtenemos que en 162 juegos una novena acumula 1458 innings aproximados  (sumándole los extrainnings y sustrayéndole los inning no lanzados en derrotas como visitante). Por lo que el abridor participa en el 13,71% de los innings lanzados, o mejor dicho en otras palabras, un abridor enfrenta a más bateadores que los lanzadores que enfrenta un bateador. Claro, a este análisis de MVP abría que agregarle la defensa a los jugadores de posición, aunque por lo general éstos son escogidos por su aporte con el bate.

¿De que otra forma podríamos cuantificar el aporte de los lanzadores en contraposición al de los bateadores? Si analizamos el WAR promedio entre los lanzadores que califican al título de ERA y jugadores de posición que califican al titulo de bateo en las últimas 10 temporadas obtenemos el siguiente gráfico:

WAR promedio para jugadores que califican al título de  bateo/titulo de ERA

Como podemos observar en las últimas 5 temporadas se ha revertido la tendencia que venía de la época de los esteroides. Actualmente los pitchers con al menos 162 IP aportan en promedio más victorias sobre reemplazo que los jugadores de posición (incluyendo defensa) tomando como parámetro 502 apariciones al plato. De igual forma no existe ninguna prueba de que esta tendencia vaya a cambiar en los próximos años. Vemos muchos equipos que prefieren confiar en rotaciones sólidas que en grandes ofensivas.

Por lo que los lanzadores ya no deben ser marginados en las votaciones, ya que sus estadísticas deben tener el mismo peso que las de cualquier otro jugador.

Dicho esto, no queda más si no que esperar que empiece el próximo 4 de abril el béisbol de Grandes Ligas, del cual tendremos otra emocionante temporada donde todo puede pasar con el nuevo comodín agregado.

!!!PLAY BALL!!!

Tadeo Varela es colaborador de Sabermétrico.com. Lo puedes contactar vía twitter a través de @TadeoVarela

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Sabermetría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *