¿Qué pueden esperar de Yoenis Céspedes los Atléticos de Oakland?

Era algo de esperarse que Yoenis Céspedes firmara un contrato de liga mayor previo al comienzo de los entrenamientos de primavera, pero lo que no se veía venir era que los cautelosos Atléticos de Oakland terminaran siendo la contraparte de dicho contrato. Es por esto que para muchos es sorpresa que un equipo que hasta la fecha tenía a Coco Crisp como su jugador mejor pagado, terminara ofreciéndole un contrato por 4 años y 36 millones de dólares al jardinero cubano. De igual forma, no está de más mencionar el hecho de que los Atléticos nunca figuraron como uno de los posibles interesados, en una puja que hasta el momento tenía como líder indiscutible a los Marlins de Miami, equipo que a todas luces lucía ser el que más provecho obtendría con la firma de Céspedes.

Es por esto que cabe preguntarse: ¿cuáles son las perspectivas de Beane con Céspedes y que le llevó a tomar esta decisión?

Para esto, primeramente tendríamos que tomar en cuenta que tipo de producción podría acumular Céspedes en Grandes Ligas. Lamentablemente Céspedes no cuenta con numeritos de Liga Menor que nos permitan proyectar sus números a través de equivalencias y ajustes de ligas y parques, y por otro lado sus números en la Liga Dominicana no representan una muestra significante que nos arroje cierta luz sobre la capacidad del toletero cubano.  Es por esto que tenemos que acudir a sus números en la Liga Cubana, que aunque no es una liga ni remotamente similar a las ligas mayores (muchos la consideran como una liga Clase A fuerte), si nos permitiría ver qué tipo de pelotero es Céspedes en cuanto velocidad, poder, y OBP.

Quizás lo más sorprendente de la tabla anterior es la frecuencia de cuadrangulares de Yoenis, quien en su último año llegó a conectar un cuadrangular cada 10.72 turnos al bate. Igual de impresionante es su promedio de slugging que en sus últimos 3 años nunca bajó de la marca de .600. Otro aspecto a mencionar es que Yoenis conforme fue madurando en la liga fue mejorando su proporción de ponches y bases por bolas. Por último, y no por esto menos interesante, es el hecho de que a pesar de que sus agentes (tanto Adam Katz, como Edgar Mercedes) han resaltado su velocidad y habilidad para robar bases, Céspedes no aparenta ser un gran robador por sus números en la Serie Nacional Cubana. A pesar de lo impresionante de estos números y de la fama obtenida por la Liga Profesional Cubana en torneos internacionales, los mismos no representan una constancia fiel del talento que puede desplegar Céspedes para los Atléticos. En este tenor, tenemos que acudir a la proyección realizada por Clay Davenport, para poder tener una idea de qué tipo de actuación podría tener Céspedes en caso de que jugase en Grandes Ligas. A continuación la explicación de Davenport sobre su proyección:

Básicamente, lo que he hecho es comparar su historial en Serie Nacional de Cuba, en conjunto con las estadísticas de todos los demás jugadores de la referida liga, y someter estas estadísticas al mismo tipo de escrutinio utilizado para jugadores del sistema de ligas menores de Estados Unidos.

Teniendo en cuenta como parámetro la comparación hecha por Davenport, tenemos que Céspedes se sitúa entre los mejores jugadores de la Serie Nacional durante el año 2011. Pero si nos fijamos en los números de los demás jugadores encontramos que los números de Céspedes no son una anomalía en la Serie Nacional de Cuba y pareciese que ni siquiera es el mejor jugador cubano actualmente, ya que ese honor parece pertenecerle a José Abreu, quien conectó la misma cantidad de cuadrangulares que Céspedes en sólo 212 turnos. Cabe igualmente señalar que estos números han sido acumulados en una liga que es susceptible a la perdida de talento anualmente, por lo que el nivel de competencia sin dudas debe de verse constantemente afectado por la partida de jugadores como Céspedes. Es por esto que Davenport en sus proyecciones hace un descuento considerable de los números acumulados por Céspedes en la liga Cubana al momento de traducir los mismos a las Grandes Ligas. Conforme a dicha proyección Davenport considera que Céspedes debe acumular una línea  ofensiva de .244 Avg., .307 de OBP y .467 de Slugging, con capacidad para conectar alrededor de 25 a 30 cuadrangulares. Estos números son comparables a los acumulados por B.J. Upton y Adam Jones en temporadas anteriores.

Ahora que tenemos una idea más o menos palpable (aunque ciertamente inconclusa) de los números de Céspedes, cabe preguntarse ¿fue buena la inversión hecha por los Atléticos? A nuestro entender, y para nadie es un secreto, una firma por esta cantidad de dinero representa un riesgo muy alto si tomamos en cuenta que Céspedes no ha tenido experiencia de béisbol en Estados Unidos, y de que aparte de la duda que pueden generar sus números en la liga cubana, también debemos sumar la suspicacia que representa su edad. Pero si tomamos en cuenta la proyección de Davenport (un WAR de 2.5 a 3.0 por temporada tomando en cuenta una proyección cercana a Jones y Upton) y el valor de una victoria por encima del jugador reemplazo (WAR) en el mercado  de agentes libres que actualmente es de 5 millones por 1 WAR, podríamos decir que la firma no es tan arriesgada, y que los chances de que Oakland le pueda sacar provecho a la misma dependerán de que tan rápido puede Céspedes lograr establecerse en Grandes Ligas y de si éste puede ocupar la posición de Jardinero Central.

Francisco Merejo es co-fundador de sabermetrico.com. Puedes seguirlo en twitter en@fcomerejo. Igualmente puedes mantenerte al tanto del mundo de la sabermetría en @sabermetrico.

 

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Negocios, Sabermetría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *