¿Se justifica el contrato de Prince Fielder?

Los Tigres de Detroit acaban de realizar una de las firmas más controversiales en años recientes con la contratación de Prince Fielder por la suma de $214 millones por 9 temporadas. Desde un principio se especuló que el agente de Fielder, Scott Boras, iría tras un contrato parecido al de Albert Pujols, pero con un mercado reducido de equipos con necesidad de jugadores de la primera base, pocos auguraban un contrato de esta magnitud.

Hasta hace sólo unas semanas, Detroit no se encontraba dentro de los equipos que figuraban tras los servicios de Fielder y menos dentro de los equipos con necesidad de un bate de poder en la primera base.

 Pero tras la lesión de Víctor Martínez, los Tigres se encontraron en una posición difícil al momento de buscar un candidato que cumpliera con la función de DH dejada vacante por el venezolano. Esto, combinado con la escasez de bateadores de poder en la agencia libre y la necesidad de aprovechar los mejores años de Cabrera y Verlander, fueron factores que contribuyeron a la decisión por parte de los Tigres de contratar a Fielder.

Si bien es cierto que la firma de Fielder hace de Detroit un contendor, no sólo en su división, sino también en la Liga Americana, no menos cierto es el hecho de que Detroit está tomando un gran riesgo al invertir más de 200 millones de dólares en una posición en la que ya cuentan con uno de los jugadores de mayor cartel en la liga. Este tipo de riesgo sólo se justificaría con un desempeño extraordinario por parte de Fielder, comparable a periodos de producción desplegados por Bagwell, Thomas y Thome, en caso de que pueda jugar los 9 años en la primera base, o de un Edgar Martinez o un Paul Molitor, en caso de que divida funciones entre la primera base y bateador designado.

Estas expectativas se desprenden del análisis de las victorias por encima del jugador reemplazo (WAR) requeridas por Prince Fielder para justificar el valor de su contrato. Si tomamos en cuenta que existe una curva de desempeño que va en declive conforme envejece un jugador, podemos proyectar las próximas temporadas de Fielder en base al valor del WAR en la agencia libre (que al día de hoy es de unos 5 millones por 1 WAR), múltiplicadas por los WAR proyectados por temporada de Fielder y aplicando un declive anual de 0.5 WAR, con una tasa de inflación de 5% anual durante los próximos 9 años:

Como se puede observar en la tabla, en el mejor de los escenarios, y con un Fielder comenzando su declive en el 2014, Detroit podría esperar una producción de al menos 35.5 victorias por encima del jugador reemplazo (WAR) por parte del primera base durante el contrato, lo que equivaldría a una suma de 209.1 millones de dólares en total. En este sentido Fielder necesitaría acumular al menos 36.5 victorias por encima del reemplazo para poder justificar el contrato de 214 millones otorgado por Detroit.

Ahora bien, si tomamos en cuenta que la principal duda sobre el valor de Fielder surge por el tema de su peso, tendríamos que analizar su contrato conforme al declive histórico de jugadores de su contextura física.  Según nos explica Dave Cameron en este artículo, los jugadores pesados tienden a experimentar un declive en su producción ofensiva más pronunciado y a una edad más temprana que los jugadores de peso promedio. Si tomamos en cuenta el hecho de que Fielder es un jugador que para la temporada del 2012 tendrá 28 años, éste podría comenzar a experimentar un declive en sus números desde la próxima campaña, reduciendo considerablemente su valor conforme vemos en la siguiente proyección:

Según observamos en esta tabla, Fielder tendría proyectadas unas 27 victorias por encima del jugador reemplazo, muy por debajo de las 36.5 victorias requeridas para justificar su contrato. Estas 27 victorias tendrían un valor acumulado de 156.5 millones durante las próximas 9 temporadas de Fielder, lo que representaría un gasto para Detroit de unos 57.5 millones, que bien pudo haberse usado para adquirir a un lanzador abridor como Mark Buehrle, cuyo contrato con los Marlines de Miami asciende a un monto semejante.

A pesar de lo expuesto anteriormente, no tenemos dudas de que Prince Fielder es una excelente adquisición por parte de unos Tigres de Detroit que cuentan con uno de los bates más productivos en la liga como es el de Miguel Cabrera y con uno de los lanzadores más dominantes en la Liga Americana como lo es Justin Verlander. Lo que si no podemos descartar es el hecho de que el contrato de Fielder tiene pocos chances de cumplir las expectativas desde el punto de vista financiero, además de crear un problema para la gerencia y el Manager Jim Leyland en cuanto a la conformación del equipo a partir del 2013, cuando los Tigres tendrán de regreso a Víctor Martínez.

Francisco Merejo es co-fundador de sabermetrico.com. Puedes seguirlo en twitter en @fcomerejo. Igualmente puedes mantenerte al tanto del mundo de la sabermetría en @sabermetrico.

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Negocios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *