El rol del bateador designado en la Serie Mundial

Cada año, el comienzo de la Serie Mundial trae consigo una amálgama de predicciones, una serie de debates sobre las ventajas y desventajas que pueden tener los participantes de cada circuito  al jugar con las reglas de la Liga Nacional y de la Liga Americana en cuanto al empleo o no del bateador designado. Estos debates básicamente se centran en la cuestión de saber qué tanto se beneficia un equipo de la Liga Americana con el uso del designado por encima de los equipos de la Nacional quienes deben utilizar un jugador de la banca.

Lo primero que debemos aclarar es que los datos de las Series Mundiales no representan una muestra estadística suficiente para esclarecer el factor del jugador designado, ya que sólo se han jugado 93 juegos utilizándose las reglas de la Liga Americana, la cual se aplica desde 1976. Es por tanto que los datos presentados a continuación, aunque si representan un indicio del rol del DH, pueden estar afectados por la limitación de la muestra.

En este sentido, a los fines de aclarar los argumentos presentados sobre el rol del designado, debemos primeramente comenzar por despejar lo que es la ventaja con la que cuentan los equipos al jugar en sus casas, independientemente de si el juego es en postemporada o serie regular. Conforme a lo indicado por Tom Tango, un equipo gana el 54% de sus juegos en su casa conforme nos explica en su blog:

Por Tom Tango:
Probablemente nos ayude entender esta situación si analizamos el contexto de la casa y de la ruta. Un equipo de Grandes Ligas anota 0.4 carreras más en su casa que en la ruta. (Es por esto que por ejemplo, éstos tienen un porcentaje de ganados y perdidos de .540 en casa lo que es igual a 0.04 victorias, y 0.04 victorias más .500 es igual a .540.)

Este porcentaje analizado por Tango concuerda igualmente con el record de los equipos jugando en su casa en la historia del béisbol de Grandes Ligas. Pero si observamos el record de ganados y perdidos en juegos de Series Mundiales para ambas ligas obtenemos resultados por encima del 54% para ambos casos, como vemos a continuación:

Liga Americana record en su casa: 44-21 (.677)
Liga Nacional record en su casa: 37-29 (.561)

Por un lado tenemos que equipos de la Liga Americana ganan el 67.7% de sus partidos mientras que los equipos de la Nacional ganan un 56.1%. ¿Se debe esta diferencia en los juegos de la Liga Americana a la inclusión del bateador designado? Para esto podemos analizar el desempeño de los jugadores que ocupan la posición de designado en la alineación para los equipos de ambas ligas, lo cual haremos desde 1976, primer año en que se empezó a usar el bateador designado en series de postemporada, a saber:


Al comparar el desempeño de los bateadores designados en las Series Mundiales desde el 1976, notamos que los números de los bateadores designados utilizados por la Liga Nacional son muy parecidos a los de la Americana, a pesar de que el designado en la Americana está supuesto a ser una de las principales armas ofensivas de los equipos. Como hemos dicho anteriormente esta muestra aún no es muy amplia para que nos demuestre que hay una ventaja sustancial para una de las Ligas, pero el desempeño hasta ahora de los designados de ambas ligas nos muestra que los jugadores que han ocupado el puesto de DH han obtenido resultados ofensivos muy similares.

Otro de los juicios planteados sobre el rol del jugador designado en la Serie Mundial, es que el jugador que ocupa el puesto por los equipos de la Liga Nacional en series mundiales, lo es un jugador de la banca quien generalmente se desempeña como bateador emergente. Para verificar esto hemos analizado la cantidad de juegos y apariciones al plato que acumularon los jugadores de la Liga Nacional que participaron como DH durante la Serie Mundial, obteniendo los resultados siguientes:

Si nos fijamos en la cantidad de apariciones al plato, vemos que el bateador designado de la Liga Nacional lo es un jugador que aunque no juega la temporada completa con el equipo, si es un jugador que toma una considerable cantidad de turnos al bate, por lo que cabe cuestionar la noción de que el bateador designado de la Nacional es un Pinch Hitter (bateador emergente), sino más bien que es un jugador utility o jugador de platoon, como podemos ver en las últimas 10 Series Mundiales:


Vemos como Pablo Sandoval, Aubrey Huff, Jeff Conine y Mike Piazza fueron los únicos jugadores que se desempeñaron como regulares en la temporada completa, mientras que el resto jugaron como mucho el 70% de la temporada. Igualmente vemos que los únicos Pinch Hitters a tiempo completo en la lista los son Lenny Harris y a Matt Stairs. Igualmente podemos notar que a excepción de Piazza y Sandoval, la mayoría de estos jugadores ocupaban la posición de outfielder y primera base, lo que no representa sorpresa alguna ya que dichas posiciones son las más fáciles de sustituir en el terreno.

En base a los datos anteriormente presentados, podemos ver que aunque la Liga Americana ha ganado más juegos que la Liga Nacional en partidos donde se utilizado el bateador designado, no existe una correlación clara de que el aporte en la posición de DH ofrezca una ventaja al equipo de la Liga Americana, a pesar de que está cuenta un porcentaje de ganados y perdidos en su casa de .677. Lo que si podemos afirmar es que en la historia de Series Mundiales, los managers de la Liga Nacional prefieren utilizar jugadores utilities y de platoon como designados, y no auténticos Pinch Hitters, lo cual se deba quizás al deseo del manager en optimizar la defensiva, por lo que la comparación pertinente quizás lo sea entre el DH y el jugador defensivo que entra a jugar por parte de la Liga Nacional en sustitución del jugador que pasa a ser DH.

Francisco Merejo es co-fundador de sabermetrico.com. Puedes seguirlo en twitter en @fcomerejo. Igualmente puedes mantenerte al tanto del mundo de la sabermetría en @sabermetrico

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Historia, Sabermetría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *