El curioso BABIP de Ichiro Suzuki

En la entrada anterior explicamos de manera breve la función del BABIP como estadística de análisis. En la misma, explicábamos como el BABIP de cierta manera puede indicarnos que tanta suerte ha tenido un bateador o un lanzador durante una cantidad de turnos al bate o innings lanzados, siendo el promedio de .300 el punto medio para medir esta estadística. Igualmente explicamos que en el caso de que un bateador contara con un BABIP muy por encima de .300, era muy probable que su promedio de bateo bajara en lo adelante, y de manera inversa, un BABIP muy por debajo de .300 podía indicar muy mala suerte y que los batazos no estaban cayendo de hit. 

Ahora bien, algo que no explicamos del todo era el hecho de que aunque el promedio de .300 era de alguna manera u otra el punto medio de separación de la escala, hay algunos bateadores que su punto medio no se encuentra ubicado en los .300 puntos, sino que puede estar ubicado en un punto mucho más alto. Por ejemplo, en el caso de jugadores con velocidad, como es el caso de Ichiro Suzuki, su punto medio no podrá ser .300 ya que sus piernas le benefician a conseguir una mayor cantidad de infield hits. Veamos a continuación algunas estadísticas de Ichiro durante su carrera y como éstas contribuyen a su BABIP:

 

CARRERA ICHIRO SUZUKI

Temporada

Promedio de Bateo

BABIP

Sencillos

Sencillos/Hits

IFH

IFH/GB

2001

.350

.369

192

79%

*

 *

2002

.321

.344

165

79%

41

12.9%

2003

.312

.333

162

76%

34

11.3%

2004

.372

.399

225

86%

57

14.1%

2005

.303

.316

158

77%

31

9.5%

2006

.322

.348

186

83%

41

13%

2007

.351

.389

203

85%

44

13.2%

2008

.310

.334

180

85%

40

11.3%

2009

.352

.384

179

80%

50

16%

2010

.315

.353

175

82%

53

15.8%

Promedio

.331

.357

182.5

81.2%

43.4

13.01%

Al observar la grandiosa carrera de Ichiro, vemos que el japonés nunca ha tenido un BABIP por debajo de .300, lo que ha contribuido en mayor parte a su promedio de bateo  de por vida de .331. Igualmente notamos que su BABIP de por vida es de .357, líder en este departamento entre jugadores con por lo menos mil (1000) partidos jugados en ese período. Si tomásemos este promedio como indicador del verdadero BABIP medio de Ichiro, estaríamos cometiendo un error de apreciación el cual explicaremos en lo adelante. 

Como mencionásemos anteriormente y si nos fijamos en la tabla, el promedio de bateo de Ichiro se ha beneficiado enormemente de su velocidad (obviamente sin menospreciar su capacidad de contacto). Prueba de esto es el hecho de que Ichiro ha promediado 182.5 sencillos en su carrera, lo cual representa un 81.2% de la cantidad de hits conectados por éste. Estos sencillos contribuyen a la masa del promedio de Ichiro, aspecto que podemos deducir no sólo de su por ciento de sencillos conectados sobre su cantidad de hits, sino también de la relación de su promedio de bateo con la cantidad de sencillos conectados, la cual representamos mediante el siguiente gráfico:

 

Fíjense como la tabla nos presenta una relación positiva entre la cantidad de hits conectados y el promedio de bateo de Ichiro. Observemos, como a mayor cantidad de sencillos conectados, mayor es el promedio de bateo de Ichiro. Cabe destacar en este gráfico, que el promedio de bateo más bajo de Ichiro en su carrera ocurrió en el 2005 donde bateo para .303, año en que igualmente acumuló su menor cantidad de sencillos con 158. Asimismo, en ese mismo año, Ichiro tuvo su BABIP más bajo con .316, al igual que su menor cantidad de infield hits (IFH) con 31. Igual de interesante es el hecho de que el 13.01% de los rodados (groundballs) de Ichiro se convierten en infield hits, porcentaje que se encuentra entre los más altos en la liga.

Ahora, si bien es cierto que los sencillos constituyen el fuerte de Ichiro, no podemos atribuirle completamente a su velocidad la razón de que Ichiro sea un gran bateador. Su bate sin dudas es de los mejores en el negocio, cosa que se comprueba por el hecho de que el 77% de los sencillos de Ichiro logran vencer la defensa del cuadro. Pero este artículo no trata de discutir la habilidad como bateador de Ichiro, sino más bien cómo calcular realmente el BABIP a ser tomado en cuenta para un bateador que acumula una gran cantidad de pelotas puestas en juego y un promedio de BABIP muy por encima de lo normal. Como dijimos anteriormente, considerar el promedio de BABIP de Ichiro durante su carrera y tomarlo como referencia quizás no nos indique realmente si el promedio de bateo de Ichiro se encuentra por encima o por debajo de lo normal, ni tampoco nos deja saber la suerte que ha tenido éste en las pelotas puestas en juego. A mi entender para verdaderamente obtener el BABIP medio de Ichiro debemos restarle tanto a sus turnos como a su cantidad de hits, los infield hits que éste ha conseguido en su carrera, y proceder a calcular su promedio de bateo y BABIP, cálculo que presentamos a continuación:

 

HITS Y TURNOS AL BATE MENOS IFH- ICHIRO SUZUKI

Temporada

Turnos al Bate

IFH

Hits

Turnos menos IFH

Hits menos IFH

AVG.

BABIP

2002

647

41

208

606

167

0.276

0.299

2003

679

34

212

645

178

0.276

0.294

2004

704

57

262

647

205

0.317

0.344

2005

679

31

206

648

175

0.270

0.285

2006

695

41

224

654

183

0.280

0.304

2007

678

44

238

634

194

0.306

0.342

2008

686

40

213

646

173

0.268

0.292

2009

639

50

225

589

175

0.297

0.324

2010

680

53

214

627

161

0.257

0.290

Promedio BABIP

0.308

Luego de restarle a los turnos al bate y a los hits conectados de Ichiro, los infield hits conectados, nos damos cuenta de que, primeramente, si Ichiro no contara con su velocidad y su habilidad de conectar infield hits, el japonés no batearía constantemente por encima de .300 puntos y lo segundo, y más importante para fines del presente artículo, es que Ichiro, al igual que los demás bateadores, es humano y su BABIP promedio es cercano a los .300 (hasta el momento .308 de por vida).

Por lo que podemos concluir diciendo que para aquellos bateadores que cuentan con un BABIP muy por encima de lo normal, es conveniente verificar la cantidad de infield hits conectados a los fines de poder analizar y determinar el BABIP real del jugador.

Francisco Merejo es co-fundador de sabermetrico.com. Puedes seguirlo en twitter en @fcomerejo. Igualmente puedes mantenerte al tanto del mundo de la sabermetría en @sabermetrico.

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Sabermetría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El curioso BABIP de Ichiro Suzuki

  1. Efrain Ruiz dijo:

    Hola Francisco, recibe un cordial saludo. He llegado a tu blog gracias a un amigo con interés en la sabermetría. Me alegra mucho ver material en español del tema. Como dice Manuel Tortolero, otro buen amigo, no es común eso en nuestros países (yo también soy venezolano).

    Para añadir a la discusión, quería hacer un aporte al tema del BABIP porque creo que hay una confusión al respecto. Cuando McCraken hace su estudio, su intención era buscar qué tanta responsabilidad tenían los pitchers por las bolas puestas en juego. Y la conclusión, viendo el BABIP de cada pitcher, es que es muy poca, porque casi todos los pitchers están alrededor de .290 cuando se toma una muestra grande.

    Ahora bien, para analizar bateadores, el BABIP nos dice muchísimo menos. Hay toleteros que históricamente han dejado un BABIP muy alto y no necesariamente por ser muy rápidos y acumular infieldhits. En la historia de las Grandes Ligas hay 64 bateador, con 3.000 o más apariciones al plato, que dejaron un BABIP superior a .340 de por vida. Uno es Miguel Cabrera. Otro Joe Mauer. Babe Ruth. Andrés Galarraga. Manny Ramírez. Es lógico, como sugieres, que si a ser buen bateador le agregas velocidad, tu BABIP subirá por los infieldhits. De hecho, los cuatro primeros BABIP son de Ty Cobb, Shoeless Jackson, Roger Hornsby, Rod Carew e Ichiro. Gente que movía las piernas.

    Lo que quiero apuntar, en resumen, es que el BABIP es mucho más útil para ayudarnos a descubrir la suerte que puede tener un pitcher que la de un bateador. El pitcher suelta la bola y ya no tiene control sobre lo que pasará con ella. El toletero sí tiene mucho qué decir al respecto. Es él quién hace contacto. Y en eso, hay unos muchos mejores que otros.

    Un gran saludos y gracias por esta tribuna

    Efraín Ruiz

  2. tadeo dijo:

    muy bueno tu articulo como siempre…. ahora una pregunta, como se puede interpretar cuando a los jugadores su promedio de bateo es superior a su BABIP?

  3. Gracias Efrain por tu visita y tus comentarios.

    Para compartir con los demás lo conversado vía twitter, tienes razón cuando mencionas el hecho de que el babip es una herramienta más eficaz para medir la suerte del pitcher que la del bateador, pero estuvimos igualmente de acuerdo en que puede servir de complemento a otras estadisticas en el caso de los bateadores. En cuanto a la incidencia del bateador sobre el bateo, aunque la defensa y la suerte influyen, la velocidad de los jugadores combinada con un buen dominio del bate puede influir en su promedio de bateo y de babip, en algo que claramente ambos estamos de acuerdo.

    Saludos nuevamente,

    Francisco.

  4. Gracias Tadeo.

    En cuanto a tu pregunta, es algo que conversamos esta tarde Manuel Tortolero, Efrain Ruiz y un servidor. Hay casos excepcionales como el de Pujols, donde su promedio de bateo de por vida está por encima de su babip. En este caso, vemos que jugadores extraordinarios como Pujols y Gerigh acumulan muchos cuadrangulares y mantienen una cantidad de ponches relativamente bajo. Como los cuadrangulares se restan tanto a los turnos al bate (en el numerador) como en el denominador, al igual que los ponches en el denominador, esto da al traste que a mayor cantidad de cuadrangulares, menor sea el babip.

    Ahora bien, en caso de jugadores con poco cuadrangulares, un babip muy bajo (por debajo de .275) y un line drive porcentage (porcentaje de lineas conectadas) por encima de 20%, puede indicar cierta mala suerte del jugador en la bola puestas en juego. Aunque como hemos mencionado anteriormente, esta estadistica no debe ser la única a ser utilizada para analizar a un bateador.

    Francisco.

  5. Jawad dijo:

    Hola Francisco, recibe un craidol saludo. He llegado a tu blog gracias a un amigo con intere9s en la sabermetreda. Me alegra mucho ver material en espaf1ol del tema. Como dice Manuel Tortolero, otro buen amigo, no es comfan eso en nuestros paedses (yo tambie9n soy venezolano). Para af1adir a la discusif3n, quereda hacer un aporte al tema del BABIP porque creo que hay una confusif3n al respecto. Cuando McCraken hace su estudio, su intencif3n era buscar que9 tanta responsabilidad tenedan los pitchers por las bolas puestas en juego. Y la conclusif3n, viendo el BABIP de cada pitcher, es que es muy poca, porque casi todos los pitchers este1n alrededor de .290 cuando se toma una muestra grande. Ahora bien, para analizar bateadores, el BABIP nos dice muchedsimo menos. Hay toleteros que histf3ricamente han dejado un BABIP muy alto y no necesariamente por ser muy re1pidos y acumular infieldhits. En la historia de las Grandes Ligas hay 64 bateador, con 3.000 o me1s apariciones al plato, que dejaron un BABIP superior a .340 de por vida. Uno es Miguel Cabrera. Otro Joe Mauer. Babe Ruth. Andre9s Galarraga. Manny Ramedrez. Es lf3gico, como sugieres, que si a ser buen bateador le agregas velocidad, tu BABIP subire1 por los infieldhits. De hecho, los cuatro primeros BABIP son de Ty Cobb, Shoeless Jackson, Roger Hornsby, Rod Carew e Ichiro. Gente que moveda las piernas.Lo que quiero apuntar, en resumen, es que el BABIP es mucho me1s fatil para ayudarnos a descubrir la suerte que puede tener un pitcher que la de un bateador. El pitcher suelta la bola y ya no tiene control sobre lo que pasare1 con ella. El toletero sed tiene mucho que9 decir al respecto. Es e9l quie9n hace contacto. Y en eso, hay unos muchos mejores que otros. Un gran saludos y gracias por esta tribunaEfraedn Ruiz

    [WORDPRESS HASHCASH] The poster sent us ‘0 which is not a hashcash value.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *