¿Cómo medir la eficiencia de un Gerente General?

En el béisbol contamos con un sin número de estadísticas que nos permiten analizar cada aspecto del juego y de quienes interactúan en él. Los lanzadores pueden ser analizados a través de su FIP, su xFIP, o su BABIP. Los bateadores pueden ser analizados a través de su wOBA, su ISO y su WAR. Por su lado la defensa puede ser analizada a través del UZR o el Total Zone. Pero, ¿cómo podemos medir la actuación de un gerente general? Quizás debamos comenzar por hablar sobre qué tan importante es dicho puesto.

Un Gerente General de un equipo de Grandes Ligas es aquel que se encarga de realizar las transacciones de personal, finanzas y operaciones necesarias para colocar un plantel en el terreno de juego. Esta posición no debe ser confundida con la del Chief Financial Oficer o Chief Operating Officer, quienes son los que se encargan de manejar el día a día de las operaciones financieras y de negocios del equipo. La importancia del Gerente General radica en que éste debe administrar de la mejor forma posible los recursos del equipo a los fines de llenar las posiciones vacantes del mismo. Esta labor de administración implica las siguientes labores:

  • Contratación de agentes libres;
  • Escogencia de jugadores en el Draft de Regla 4 y Regla 5;
  • Escogencia de jugadores internacionales no disponibles para los draft anteriores;
  • Ejecución de cambios;
  • Colocación de jugadores en lista de lesionados, waivers o para asignación;
  • Negociación de renovaciones de contratos y procesos de arbitraje.

Las labores anteriormente mencionadas no representan la totalidad de labores que realiza un gerente general, ya que detrás de éstas existen un sin número de funciones que el fanático no ve, como las de contratación y distribución de personal de scout y desarrollo de los jugadores de los planteles de ligas menores.

En vista de que ya hemos visto las funciones de un Gerente General y la importancia de su puesto, procedemos a determinar cómo medir la actuación de éste tomando en cuenta su función de administrador de recursos. Para esto debemos partir de la premisa de que todos los gerentes cuentan con un presupuesto limitado para poner un grupo de jugadores en el terreno. Inclusive equipos como los Yankees y Medias Rojas, aunque flexibles en el manejo de sus carteras, cuentan con límites financieros a los fines de que el negocio sea económicamente viable. Tomando todo lo anterior en cuenta, podemos determinar que la mejor forma de medir que tan bueno es un Gerente, es midiendo su eficiencia.

En economía, la eficiencia se define como la relación entre los resultados obtenidos (ganancias, objetivos cumplidos, productos, etc.) y los recursos utilizados (horas-hombre, capital invertido, materias primas, etc.). Podríamos aplicar esta definición al béisbol y decir que la eficiencia es la relación de las victorias alcanzadas por un equipo (resultado) en torno al presupuesto invertido (recursos). En este sentido, el gerente general más eficiente será aquel que produzca la mayor cantidad de victorias con la menor inversión posible. En base a este concepto podemos entonces analizar la temporada del 2011 y determinar quiénes fueron los Gerentes Generales más eficientes.

Tomando en cuenta los datos del cuadro anterior podemos observar que el equipo de los Rays de Tampa Bay manejados por Andrew Friedman, fue quien menos dólares gasto por victorias alcanzadas al pagar la suma de $460,793.09, seguido por los Reales de Kansas City bajo las riendas de Dayton Moore quienes gastaron un total de $508,822.54 y en un tercer puesto las Diamantinas de Arizona con Kevin Towers al mando, con un total de $570,636.52.

Algo que debemos que tener en cuenta con el cuadro anterior es que esta clasificación siempre favorecerá a los mercados pequeños y no nos dirá que tan eficiente fue un Gerente General en comparación a su liga, con la cual es la que compite por un puesto en los playoffs. Para esto, hemos organizado a los equipos por divisiones a los fines de verificar a través de un análisis vertical, cuáles equipos fueron eficientes en sus resultados frente a lo gastado por sus competidores.

En la Liga Americana podemos notar que nuevamente los Rays de Tampa Bay fue el equipo más eficiente al lograr su clasificación a playoffs contando  sólo con un 8% de la nómina total de la División Este de la Americana. Otras actuaciones destacadas fueron las de los Indios de Cleveland manejados por su gerente Chris Antonetti (11%) y los Azulejos de Toronto guiados por Alex Anthopoulos (12%) quienes a pesar de no lograr una plaza en la postemporada, consiguieron records por encima de lo estimado a comienzo de año.

En la Liga Nacional sin dudas la actuación más destacada fue la de las Diamantinas de Arizona con Kevin Towers a la cabeza, quien clasificó al equipo con sólo un 13% de la inversión hecha en la División Oeste de la Liga Nacional. De igual forma cabe resaltar la labor de los Nacionales de Washington quienes tienen como gerente a Mike Rizzo, equipo que logró alcanzar la 3ra posición de la Este de la Nacional con una nómina equivalente al 13% de la División.

Otra forma de analizar la eficiencia de los gerentes es separando los mercados en los que juegan sus equipo, en vista de que el retorno de ganancias que producen los mercados de New York, Boston, Los Ángeles, Chicago y Texas, les permite a estos equipos gastar más en sus jugadores. Para esto hemos agrupado a los equipos de las ciudades mencionadas, y hemos agregado a los equipos que han inaugurados estadios en los últimos 5 años, los cuales se benefician de un alza en la asistencia de fanáticos y por lo tanto tienen un mayor presupuesto para gastar.

En base a este análisis, de  los equipos de mercados grandes y nuevos estadios, los Nacionales de Washington y los Rancheros de Texas comandados por el gerente genera Jon Daniels, son los más eficientes en el manejo de sus nóminas.

Del análisis anteriormente realizado hemos determinado que el Gerente General más eficiente de la temporada 2011 lo fue Andrew Friedman de los Rays de Tampa y en un segundo lugar se encuentra Kevin Towers de las Diamantinas de Arizona. Ahora bien, si quisiéramos determinar cuáles gerentes fueron los más ineficientes, lo mejor sería hacerlo a través del jugador reemplazo. Un equipo conformado por 25 jugadores reemplazos costaría US$10,350,000 (25 por el salario mínimo de la liga que asciende a US$414,000), lo que constituiría la menor cantidad que un equipo de Grandes Ligas tendría que invertir para poder sacar un equipo al terreno. Ahora bien, ¿cuántas victorias alcanzaría este equipo de reemplazos? Si nos remontamos a la temporada de 1962 (primer año en que se jugó temporadas completas de 162 partidos en ambas ligas), un equipo promedio gana 78 partidos, y el 95% de los records quedan entre 50 y 105 victorias, en este sentido podríamos decir que un equipo reemplazo estaría cerca de unas 50 victorias por temporada. En este sentido, procedemos a descontar a cada nómina del 2011 la suma de US$10,350,000 y a la cantidad de ganados le descontamos 50 victorias, y nos quedará la cantidad de victorias por encima del reemplazo que aporta un equipo.

De lo anteriormente visto, no nos sorprende que los peores gerentes generales en la temporada del 2011 hayan sido Ed Wade de los Astros y Bill Smith de los Mellizos de Minesota. En el caso de Wade cada victoria por encima del jugador reemplazo le costó una suma de 10 millones de dólares. Igualmente vemos en el tope de la lista a los Cachorros de Chicago, quienes despidieron a su Gerente General Jim Hendry previo a la conclusión de la campaña.

Francisco Merejo es co-fundador de sabermetrico.com. Puedes seguirlo en twitter en @fcomerejo. Igualmente puedes mantenerte al tanto del mundo de la sabermetría en @sabermetrico

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Negocios, Sabermetría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Cómo medir la eficiencia de un Gerente General?

  1. EL hijo de Dona Ramiona dijo:

    muy interesante. Has pensado en sustituir victorias alcanzadas por WAR total del equipo? y asi ver cuanto le cuesta cada WAR a cada equipo.

  2. Si lo pensé, pero el tema es que a medida de que un equipo obtiene más victorias, menor es la utilidad marginal de cada victoria por encima del jugador reemplazo. Si sumas el WAR de los jugadores de los Yankess (tomando como base un equipo de 50 victorias), notarás que la suma sobrepasa la cantidad de victorias del equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *